¿Qué comer con un vino espumoso? Maridaje


maridaje vino espumoso

Durante mucho tiempo se pensó que los vinos espumosos eran buenos exclusivamente para brindar, lo cual es muy agradable, ya que se suele brindar para celebrar alguna buena noticia o para conmemorar un momento agradable.

Sin embargo, la realidad es que los vinos espumosos permiten ser los acompañantes de una gran cantidad de platos, que por sus características nos resaltarán los sabores de las comidas y harán las delicias de los presentes en la mesa.

Para buscar un buen maridaje debemos entender qué es un vino espumoso, como se elabora y qué uvas se utilizan

El vino espumoso puede conseguirse a partir de un vino base, es decir, un vino tranquilo tradicional y sus burbujas aparecerán:

  • Por método natural debido a una segunda fermentación,
  • o por la adicción de CO2 de manera controlada.

Dentro de los métodos de elaboración sin adicción artificial de CO2  existen tres tipos:

  • El método tradicional, que consiste en realizar una segunda fermentación dentro de la botella. Éste es el sistema utilizado en el cava.
  • Y el otro método seria el Granvas donde la segunda fermentación se realiza en depósitos en vez de la botella.
  • Existe un tercer método, llamado transfer, una mezcla entre los dos anteriores que sigue el proceso del tradicional pero en botella está un período de tiempo inferior para terminar el proceso en un depósito de gran capacidad.

Esta información de los métodos de elaboración es interesante para saber cómo serán las características del vino espumoso elegido.

Si optamos por vino con su segunda fermentación realizada por el método tradicional, la burbuja será muy fina y elegante, aportando cremosidad en la boca.

En el otro extremo está un vino donde la burbuja se consigue con la adicción de carbónico artificial. Esto producirá burbujas descompensadas y poco integradas, con sensación más de bebida carbonatada.

Si elegimos vino fermentado por el método tradicional, la burbuja es muy fina y elegante. En el otro extremo está la adicción de carbónico artificial que produce burbujas descompensadas y poco integradas.

Las variedades utilizadas para espumosos son muy diversas, pero vamos a tomar las variedades autorizadas en la DO Cava para guiarnos en esta elección de platos para los vinos espumosos.

Las variedades autorizadas para el vino de la DO Cava son: Macabeo, Xarel.lo, Parellada, Malvasía y Chardonnay, en variedades blancas. Las variedades Tintas autorizadas son Garnacha Tinta, Monastrell, Pinot Noir y Trepat.

¿Con qué maridan bien los vinos espumosos?

Con estos conceptos básicos determinamos los mejores platos para distintos espumosos. Primero decir que vamos a elegir un vino espumoso elaborado por el método tradicional, sin azúcar residual, lo que viene a ser un Brut Nature, no obstante os paso la clasificación de los espumosos en función de la cantidad de azúcar residual:

  • Brut Nature: Inferior a 3 g/l. y sin adición de azúcar.
  • Extra Brut: Entre 0 y 6 g/l.
  • Brut: Inferior a 12 g/l.
  • Extra seco: Entre 12 y 17 g/l.
  • Seco: Entre 17 y 32 g/l.
  • Semi-seco: Entre 32 y 50 g/l.
  • Dulce: Superior a 50 g/l.

Así, eligiendo un espumoso Brut Nature blanco, con variedades neutras como Macabeo o Chardonnay, el plato adecuado sería un pescado graso, porque recordad que el carbónico del vino (sus burbujas) nos permite comer platos más densos ya que nos limpia las papilas gustativas y hace muy interesante el disfrute de los platos. Este es un perfecto maridaje.

En un espumoso con variedades más aromáticas como la Malvasía, el perfecto aliado puede ser un risotto con notas de trufa, ya que la combinación de la potencia de los aromas del plato y el vino pueden hacernos disfrutar de manera importante.

Cuando el vino elegido sea un espumoso rosado, se abre el abanico a otros platos. Si el vino rosado es de Monastrell, que es una uva muy potente, podríamos decantarnos por una paella de marisco o de bogavantes que nos acercarán al cielo.

Si la elección de la uva es el Pinot Noir, que es más elegante y delicada podríamos elegir platos como el Sushi o el ceviche.

No quiero dejar pasar la oportunidad de recordar que el espumoso rosado es un perfecto aliado de la casquería como los callos o las manitas de cerdo. Donde nos refrescara las papilas gustativas y resaltará los toques picantes.

Como podéis ver, los vinos espumosos ofrecen muchas mas posibilidades de maridaje que el brindis, aunque creo que esa cualidad sigue siendo una gran recompensa, pero nos permite consumir estos maravillosos vinos todo el año.

Busca en catatu.es tu espumoso favorito y disfruta como nunca.

Y por supuesto, no olvides brindar para celebrarlo ;).

¿Qué comer con un vino espumoso? Maridaje
5 (100%) 2 votes

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *