skip to Main Content
Islas Flotantes – Carpe Diem Natural Dulce

Islas Flotantes – Carpe Diem dulce y natural

Llevo dos horas subiendo la pendiente del monte. Siguiendo un camino forestal, embadurnado de sombras y grises  todo mezclado, alborotado, como en un Turner alocado, por una niebla intensa.

Oigo tus pasos, chapoteando en ese chirimiri, calabobos intencionado, que va derramando leves y algodonales suspiros. No hay viento. Y solo siento ganas de cogerte la mano. Ampararme en ella. No sabes la de emociones que me transmiten tus poros. La menor es una sonrisa de estúpida felicidad.

Empiezo a separar yemas y claras y poner agua a cocer

Y comienzo a separar yemas de claras. A poner un cazo con agua y una pizca de sal a cocer. A montar las claras con la pizca de sal. Añadirle el azúcar. Y hacer nubes, con una gran cuchara. Dejándolas caer en el agua hirviendo para que se cuezan. Viendo cómo se tambalean como diminutos icebergs temblones.

Sale el sol

Pero al andar, termina saliendo al sol. Dejando a las nubes, agazapadas tras la maraña de ramas y hojas. Retenidas. Detenidas. Sin escapatoria. Y me quedo atontado, arrebolado, fijado en la sonrisa que dibujan tus ojillos. Viendo delante tuya, un inmenso mar de nubes, y unos islotes de peñas, que parecen montañas sin escalar.

Y busco una roca en la que agazaparnos. En la que aullar silenciosos suspiros de felicidad. En la que abrirnos un Carpe Diem Dulce Natural y dejar que la felicidad nos abrace. Nos meza. Nos regale otro sorbo. Nos arrulle. Como en lejano gorgoteo de un petirrojo, perdido, como nosotros, en la montaña.

Ponemos a cocer el vino

Y pongo el vino a cocer, que se flambeé. Y lo cierto, por cierto, lo vierto sobre las yemas batidas. Y batiendo hasta que hagan espuma. Ya está la base. Y el merengue encima.

El vaso entre tus labios. Disfrutando de este delicioso néctar que es el Carpe Diem Dulce Natural. Y yo comiéndome las montañas, las islas flotantes. Y a ti, con los ojos, que se me llenan de algodones, desde la lejanía de un recuerdo futuro.

Ingredientes:

  • 3 huevos
  • 2 dcltr CARPE DIEM DULCE NATURAL
  • 50 gr azúcar
  • 1 pizca de sal

Miguel López Castanier

Cocinero, escritor, amante de la comida a fuego lento. Escritor por pasión y soñador por castigo.

Aventurero de las letras y los fogones.

Madrileño con raíces marsellesas, con 30 años de experiencia en las cocinas más elegantes y exclusivas del mundo.

Suscríbete a nuestra newsletter

Islas Flotantes – Carpe Diem dulce y natural
5 (100%) 3 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top