skip to Main Content
Sacacorchos Min

¿Quién no conoce a alguien que asegure haber abierto una botella de vino con un zapato? Hay cientos de videos en youtube que muestran cómo hacerlo sin romperla ni derramar la cantidad equivalente a una copa.

Es más sencillo de lo que parece, se introduce en el zapato y se golpea contra una pared repetidamente hasta que la Física hace su trabajo.

Se pueden necesitar más o menos golpes dependiendo de la pericia de cada uno, pero no es el método adecuado, ¿verdad?

Si tenemos en cuenta que un Crianza lleva descansando en la barrica durante más de un año y al menos el mismo tiempo en el interior de la botella sería como despertar del sueño más profundo golpeándose la cabeza.

Y eso puede afectar a cualquiera y al vino también.

Distintos tipos de Sacacorchos

Ahí no queda la cosa, todo se puede llevar incluso a extremos aún mayores. El mismísimo McGyver quedaría impresionado con el empeño de muchos en hacer de descorchar una botella la mayor aventura de sus vidas: taladros, clavos, martillos, sierras, serruchos y hasta soldadores.

¿Se necesita algo más para disfrutar del vino? Por evidente que parezca lo único que se necesita es un sacacorchos que llevan funcionando muy bien desde hace más de 300 años y que se ha comprobado científicamente que no sólo es el sistema más extendido sino también el más eficaz.

Y aquí es donde empiezan los problemas de verdad, ¿qué tipo de sacacorchos utilizar?

Dos tiempos

El más habitual en la hostelería, aunque no está recomendado para aquellos que vayan a abrir una botella de vino por primera vez. Rápido, preciso, fiable, ligero y ocupa tan poco espacio que es el que incorporan la mayoría de navajas suizas, para los seguidores de McGyver. Siempre a mano. Girar, apoyar, tirar y listo para servir. Además, suele estar equipado con corta cápsulas para un resultado más profesional.

A rosca

El sacacorchos de los principiantes porque por algún sitio hay que empezar, ¿verdad? Fácilmente reconocible por su forma y porque al no poder plegarse ocupa mucho más espacio que cualquier otro modelo. Sin embargo, hace más fácil lo que para muchos se han empelado en convertir en toda una aventura ya que solo hay que girarlo hasta que el corcho salga completamente. ¡Se puede usar hasta con una mano!

De alas (o de mariposa)

Muy parecido al anterior, pero con una diferencia fundamental tiene alas que se pliegan y que simplifican el esfuerzo de extraer el corcho una barbaridad. Mira en la cocina de casa de tus padres porque por algo es el modelo más extendido en los hogares españoles. Además, por si te entran los calores a la hora de utilizarlo suele incorporar abrebotellas para refrescarse con una cervecita.

En forma de T

¡Cuidado! Es el modelo en el que quizá entren en funcionamiento menos principios básicos de la Física y para el que se requiera un mayor uso de la fuerza bruta, aunque un poco de práctica y de técnica suavizan bastante la tarea. En esencia, es el sacacorchos más simple que hay, solo hay que enroscar y tirar bien fuerte, pero es esta sencillez la que le hace atractivo con diseños de lo más original y divertido.

Coloma Merlot, La selección más familiar del Merlot

Viñedo propio y dedicación plena. Solo así se puede entender lo mejor de la tradición del vino a través de la selección más personal de Bodegas Coloma. La perfección del Merlot.

PRECIO POR
BOTELLA:
10.90€

COMPRAR

De palanca

Si después de todo esto sigue pareciendo complicado aún queda una alternativa también para principiantes. Increíblemente rápido y preciso, se introduce el cuello de botella en el hueco y se acciona la palanca para que la espiral se introduzca en el corcho, el resto es automático.

Botellas abiertas en menos de dos segundos a cambio de prestarle un buen espacio de almacenaje en el armario.

De pared

Este mismo modelo llevado a nivel profesional es lo que podemos encontrar en las míticas sidrerías y establecimientos especializados colgados en la pared donde el tiempo a la hora de descorchar es oro y están acostumbrados a hacer este gesto cientos de veces al día. Sin embargo, es posible que por rápido, preciso y cómodo que sea nadie quiera un aparato de tales dimensiones colgado en el salón de su casa.

¡Por Arte de Magia!

Sin necesidad de extraer el corcho. Sistemas como Coravin mediante un preciso sistema de agujas son capaces de extraer hasta la última gota de la botella sin necesidad de descorcharla ni que el vino queda en el interior entre en contacto con el aire.

Así, mantendrá intactas sus características y propiedades durante más tiempo para que se pueda disfrutar siempre perfecto cuando más apetezca.

Y aún hay muchos más. Sistemas para abrir botellas hay tantos como ha dado el ingenio humano (y la necesidad) a lo largo de los últimos 300 años, que no son pocos.

Sin embargo, para abrir y disfrutar de un vino, en realidad sólo se necesitan dos cosas: una botella y un sacacorchos. Bueno, y mejor si son tres, ¡dos copas para compartirla!

El zapato, la pared y 7 tipos de sacacorchos
(1 voto)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre Protección de Datos
Responsable: Catatu, S.L.U
Finalidad: Responder a las consultas del usuario
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: Catatu y las bodegas relacionadas con las consultas.
Derechos: Acceso, modificación y cancelación de sus datos de forma parcial o total.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad haciendo click aquí
Back To Top