skip to Main Content
Tamanos Botellas Vino

Los tamaños más habituales de las botellas de vino

Si hiciéramos una pregunta sobre el enunciado del título, la mayoría de las personas contestarían que el tamaño más habitual de botellas de vino son las de 75 cl, las botellas que solemos ver en supermercados, tiendas y eventos de cata.

Pero si preguntamos a una azafata nos diría que el tamaño mas habitual para consumir vino son los botellines de 25 c.c. que son los consumidos por miles de personas habitualmente en los aviones que surcan el cielo.

Para no seguir analizando distintas profesiones que encontrarían en su forma habitual de vida un tamaño de botella que reconocen y usan regularmente, pasemos a conocer los tamaños de las botellas de vino, sus ventajas e inconvenientes y decidamos así con qué botella nos quedamos para cada momento que queramos.

tamano botellas de vino

Imagen original encontrada en la web utielrequena.org

Empezamos repasando los tamaños de botellas de vino, de menor a mayor

Piccolo o Benjamín:

Ésta es la botella que se utiliza en los aviones, en hoteles para los botellines de cava, en los trenes, etc. El nombre le viene ni que pintado y el volumen habitual es de 18,7 a 20 cl que sería un cuarto de botella.

Chopine:

La botella de 25 cl que en vino es muy rara, pero que ha sabido sobrevivir gracias al aceite y la cerveza. Chopine es una medida del mundo del vino francés que equivale 0,465 litros, extraño ya que no tiene que ver nada con el tamaño de la botella.

Demi o Media Botella:

Tiene el volumen de la mitad de las botellas convencionales, se usan mucho en restaurantes y en España ha aumentado su utilización por la restricción del alcohol al volante y por los regalos de bodas, bautizos y otros eventos, como en las ferias andaluzas para el fino y la manzanilla.

Demi es  MITAD en francés.

Jennie:

Es una botella de medio litro de capacidad, es muy utilizada para vinos dulces y generosos, y se está usando mucho para regalos de boda. Un tamaño muy adecuado para comidas sin excesos.

JENNIE es el nombre que tiene el aguardiente en Gales.

Estándar:

Es la botella que más utilizamos con un volumen de 0,75 cl es la botella que suele estar en tiendas y restaurantes.

Mágnum:

Es el nombre que se usa para designar a la botella doble, es decir en un mágnum entrarían dos botellas estándar, por lo que su volumen es de 1,5 litros.

Esta botella es ideal para comidas de 4 personas o más, y normalmente los vinos evolucionan mucho mejor en esta botella que en las estándares.

Marie Jeanne:

Con este nombre se reconoce a la botella de 2,25 litros que tiene capacidad para 3 botellas de vino convencionales y no tenemos constancia del por qué del nombre de la botella, pero que se usaba de manera muy puntual para el embotellado de Coñac y otros destilados.

Doble Magnum:

Esta botella, como su nombre indica, tiene la capacidad de dos magnum y por tanto 4 botellas convencionales y su capacidad es de 3 litros.

En el mundo del Champagne a esta botella se le llama Jeroboam que es el nombre que recibe la botella de 4,5 L en el mundo del vino tranquilo o no espumoso.

Jeroboam o Rehoboam:

Es un tamaño que empieza a impresionar con sus 4,5 L de capacidad. A partir de esta botella empezaremos a nombrarlas con nombre de personajes bíblicos, y su utilización real es muy limitada, siendo más botellas de museo o exposición que autenticas unidades de consumo.

El nombre de esta botella le viene del primer rey y fundador de Israel.

Franzia o Box:

Otro tamaño muy extraño, de 5 L de capacidad y que debe su nombre a un grupo enológico francés que la creó para obsequios a sus clientes.

Matusalén o Imperial:

Esta botella de 6 litros de capacidad. Matusalén fue el hombre más viejo del mundo según la biblia. Y si una persona se bebe seguido esta botella veo difícil que iguale la longevidad de Matusalén.

Salmanazar o Mordechai:

Esta botella tiene una capacidad de 9 L y equivale a 12 botellas convencionales. Salmanazar fue un rey asirio según la biblia y Mordechai era el tío de Ester Reina de Persia.

Baltasar o Balthazar:

Con 12 litros de capacidad, esta inmensa botella recibe su nombre de uno de los reyes magos de oriente.

Nabuchonodozor o Nebuchadnezzar:

El volumen de esta botella es de 15 litros y recibe su nombre del Rey de la Bíblica Babilonia.

Melchior o Melchor:

Esta imponente botella de 18 litros, no apta para abstemios o gente con problemas de espalda, necesita un mecanismo para poder ser servida, su nombre lo recibe de otro de los reyes magos.

A partir de estos tamaños, existen otros superiores con nombres bíblicos pero que no encontraremos en la calle y si lo hacemos deberíamos sorprendernos, pero para dar nombre a la botella más grande de la que tenemos constancia, debemos nombre a Melchizedek

Melchizedek:

Melchizedek era rey de Jerusalén y sacerdote del alto Dios y en algunos escritos se le considera el hijo de Noé. Por tanto, su botella una vez abierta puede recordarnos al diluvio del vino porque necesitaremos mucha gente para beber los 40 litros de capacidad que tiene la botella y un buen lugar para descansar tras la tormenta enológica que se avecina.

Ya conocemos más de los tamaños de las botellas de vino, muchas bodegas venden distintos formatos y todos los encontraras en catatu.es.

Suscríbete a nuestra newsletter

Los tamaños más habituales de las botellas de vino
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top