skip to Main Content
Sabor Del Vino

El sabor del vino: salado, amargo, ácido y dulce son los sabores básicos

Dentro de nuestros sentidos, el gusto es uno de los importantes, bueno realmente son todos importantes, pero en la cata de vinos el sabor nos da muchas referencias acerca de la calidad y la enjundia de un vino.

El sentido del olfato, junto con el del gusto, nos provocan la sensación de sabores, pero debemos determinar qué parte de ese “sabor” es responsabilidad de cada uno de ellos. Y por ello es importante definir lo que es el sabor del vino, que no es más que una mezcla entre los sabores básicos que percibimos en la boca y los aromas que percibimos a través de la vía retronasal.

El ser humano distingue 4 gustos básicos que son:

Salado

Este sabor salado lo detectamos en la parte central de la lengua, es complicado de localizar pero se hace porque perdura más que otros sabores.

Suele darse en vinos que sus uvas han estado cercanas al mar o la influencia de vientos marinos. Suele aportarlo también el suelo donde crece la cepa.

Un ejemplo de sabor salado y elegante lo encontramos en el vino Viñamar de la Bodega Pago Casa del Blanco Costa de Cantabria, donde sus viñedos crecen bajo la influencia del mar Cantábrico.

Amargo

Este sabor lo localizamos en la parte posterior de la lengua casi al principio de la garganta. Suele ser aportado por las pieles y los raspones, así como los compuestos que aportan las barricas de vinos.

Es con diferencia el sabor más duradero y en vinos blancos, con un amargor equilibrado se dice que aporta elegancia. En los tintos es mejor que su presencia sea efímera.

Otro ejemplo de ligero amargor de clase y elegante es el que nos encontramos en el vino Eukeni Txakoli de Bodegas Eukeni, que es un vino blanco de Alava que demuestra el buen trabajo que se puede realizar con a uva Hondarribi Zuri.

Acido

Este es uno de los sabores básicos del vino, ya que la acidez determina la vida del vino y su disfrute al beberlo. Vinos sin acidez se consideran muertos o apagados.

Los ácidos suelen proceder de la propia uva donde hay 3 acidos basicos:

  • Málico,
  • Tartárico
  • y Cítrico.

O pueden venir por fermentación:

  • Láctico,
  • Succínico
  • y Acético.
Vinos con una acidez equilibrada y redondos los encontramos en bodegas La Legua, que con su vino La Legua Crianza demuestra que hay que encontrar el equilibrio entre acidez, cuerpo y estructura, y permite disfrutar de manera muy especial a los afortunados que lo degustan.

Dulce

Este sabor se localiza en la punta de la lengua y proviene o bien de los azucares propios de la uva o de los taninos que pueden estar tan maduros que nos aportan dulzor al vino.

Para disfrutar de esta sensación tan particular debemos acercarnos a tomar un vino dulce de Pedro Ximénez como el que hacen las bodegas Pérez Barquero con su Pedro Ximénez Gran Barquero, que combina un dulzor elegante con estructura, acidez y elegancia.

Pero, ¿porqué decimos que este vino tiene sabor a fresa?

Porque cuando catamos el vino notamos las sensaciones del dulce, salado, amargo y ácido, pero a la vez, por los orificios interiores que comunican la nariz con la boca, percibimos los aromas afrutados, de madera u otros.

Estos aromas, con la combinación de los anteriores sabores nos hacen percibir un sabor a fresa, siendo en realidad un aroma a fresa, pero la combinación de gusto y olfato es la definición de sabor del vino y por tanto un acercamiento a conocer mejor los vinos que bebemos.

Aprender a diferenciar aromas y sabores es cuestión de practica y de catar vinos diferentes, y en catatu.es puedes hacerlo directamente desde las bodegas.

Suscríbete a nuestra newsletter

El sabor del vino: salado, amargo, ácido y dulce son los sabores básicos
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top