skip to Main Content
Aperitivos Para El Vemut Y Los Diferentes Tipos De Esta Bebida

Aperitivos para el vermut y los diferentes tipos de esta bebida

La costumbre de consumir unos aperitivos para el vermut poco antes de la comida para abrir el apetito y relajarnos con familia o amigos es una costumbre que viene de antiguo, pero está cada vez más en auge.

¿A quién no le gusta pasar un momento distendido disfrutando de una bebida deliciosa y ligera con su acompañamiento?

Lo que no es tan conocido es la variedad que nos ofrece esta bebida, que no se limita a los tradicionales blanco y rojo.

La graduación del vermut puede oscilar entre los 16º y los 19º y el blanco suele tener más grados que el rojo. A continuación, veremos distintos tipos de vermut y algunos aperitivos para combinar con ellos.

Clases de vermut:

Vermut blanco o vermut francés:

Es el más consumido del mundo como aperitivo. Es el más seco y de mayor graduación y, en algunos casos, se acompaña de soda o hielo picado. También se usa mucho en coctelería. Combina estupendamente con encurtidos como aceitunas y pepinillos.

Vermut rojo:

Aquí cabe diferenciar entre el rojo italiano, que es más amargo y más especiado y el español, bastante más dulce. Este tipo de vermut es el más dulce porque, además del vino y las esencias herbales, lleva un toque de caramelo, que es lo que le aporta ese color tan característico. Marida muy bien tanto con aperitivos sencillos como patatas chip, como con cosas más elaboradas como tomatitos cherry rellenos de queso, crema o unas buenas patatas con alioli.

Vermut rosado:

Puede elaborarse tanto con vino rosado selecto como con una mezcla de tinto y blanco y es el más suave de todos. Tiene un cierto toque floral que lo convierte en una bebida delicada y sutil. Aunque puede combinarse con todo tipo de aperitivos, su exquisitez lo hace perfecto para acompañar unos mejillones o almejas al vapor.

Vermut de grifo:

En la actualidad podemos encontrar este vermut tradicional y con cuerpo también embotellado. Servido fresco y con una tapa caliente, como patatas bravas, es delicioso.

¿Sabes cómo se hace el vermut casero?

Aunque el número y el tipo de especias empleadas pueden variar, lo que no ha de faltar es ajenjo (la palabra vermut procede del alemán wermut, que significa ajenjo).

A él se unen cáscara de naranja y limón, cardamomo, manzanilla, genciana y bayas de enebro,

¡Aunque puedes personalizar esta lista a tu antojo!

Esta combinación se deja macerar en el vino de nuestra elección en un lugar seco y oscuro, teniendo en cuenta que cuanto más seco sea el vino, más seco será el vermut.

Al cabo de un mes se cuela bien y se añade azúcar (puede ser caramelizada, para darle un aire más especial) y un toque de jerez, bien sea dulce o seco y ya está listo para ser disfrutado.

Suscríbete a nuestra newsletter

Aperitivos para el vermut y los diferentes tipos de esta bebida
5 (100%) 4 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top